Maritime_Industrie

¿Por qué aplicar las energías renovables?

Blog

El cambio climático es el reto de esta generación. Europa ha fijado objetivos climáticos para 2030 y 2050.
El objetivo es combatir el calentamiento global convirtiéndonos en climáticamente neutros en 2050 a más tardar. Así lo establece la Ley Europea del Clima adoptada por el Consejo Europeo el 28 de junio de 2021. Para reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2050, la Unión Europea deberá emitir en 2030 un 55% menos de CO2 que en 1990. Uno de los medios para lograrlo es investigar en la aplicabilidad de las energías renovables.

El amoníaco verde como energía renovable

El amoníaco verde está emergiendo rápidamente como una forma alternativa de combustible con cero emisiones y está captando cada vez más la atención de los gigantes de la energía. El amoníaco verde es un serio aspirante a convertirse en una de las formas más importantes de energía renovable para nuestra sociedad en las próximas décadas. El gas amoníaco tendría unas nueve veces el potencial energético de una batería de iones de litio y sería más fácil de transportar que el gas natural licuado (GNL) debido a su naturaleza más densa. Además, un metro cúbico de amoníaco líquido produciría al menos un 50% más de energía que la misma cantidad de GNL.

A pesar de que el amoníaco verde recibe actualmente menos atención que las innovaciones relacionadas con el hidrógeno, se dice que las empresas energéticas son optimistas respecto a este gas debido a sus cero emisiones. En el sector marítimo se sabe desde hace años que el amoníaco puede ser un combustible prometedor. El amoníaco verde sería el combustible preferido porque su uso y producción están libres de carbono. El amoníaco marrón convencional liberaría aproximadamente dos toneladas de CO2 durante su producción.

Metanol verde como energía renovable

El metanol se considera un prometedor vector energético alternativo para el sector marítimo. Sin embargo, aún faltan los conocimientos necesarios. Navegar con metanol es técnica y operativamente viable, y aún es posible optimizarlo. Además, la conversión de los buques existentes es más complicada y más cara que el rediseño de los buques de nueva construcción. Es necesario seguir investigando en el campo de la seguridad y el abastecimiento de combustible. Además, se necesitan conocimientos sobre el rendimiento de los motores y experiencia práctica con la aplicación de metanol en condiciones operativas para diferentes tipos de buques. También existen incertidumbres sobre la disponibilidad y el precio del metanol sostenible.

¿Y el hidrógeno verde como energía renovable?

Dadas sus propiedades, el hidrógeno podría ser un buen combustible porque:

1) No causa emisiones, ya que el agua es el único subproducto del proceso.

2) Puede utilizarse para producir otros gases, así como combustibles líquidos.

3) La infraestructura existente (transporte y almacenamiento de gas) puede reutilizarse para el hidrógeno.

4) Tiene una densidad energética superior a la de las baterías, por lo que puede utilizarse para transportes de larga distancia y para llevar mercancías pesadas.

Producir hidrógeno verde requiere una fuente de energía sostenible, como la eólica, la solar o la hidroeléctrica. El hidrógeno verde puede fabricarse con esta electricidad verde. El método para convertir el agua en hidrógeno utilizando electricidad se denomina electrólisis.

El hidrógeno como nuevo combustible

De momento, ya hay coches que funcionan con hidrógeno. Al igual que los coches eléctricos de batería, los de hidrógeno no emiten CO2 durante la conducción. Sin embargo, un coche eléctrico utiliza la energía de forma mucho más eficiente. Para recorrer el mismo número de kilómetros que un coche eléctrico, un coche de hidrógeno necesita tres veces más energía. Los coches de hidrógeno pueden conducir incluso más lejos con un solo depósito que la mayoría de los coches eléctricos. El desarrollo de coches eléctricos con batería ha ido muy rápido en los últimos años. Se espera que la ventaja de una mayor autonomía del coche de hidrógeno desaparezca en un futuro próximo. El hidrógeno puede desempeñar un papel importante en la propulsión y sostenibilidad de camiones, trenes o autobuses. Como estos vehículos son grandes y muy pesados, necesitarían una batería mucho mayor que la de un turismo. Sobre todo en el sector del transporte, donde las distancias suelen ser muy grandes.

Actualmente, el hidrógeno no desempeña ningún papel en el sector marítimo ni en la aviación. Sin embargo, en un futuro próximo, esto puede cambiar. Los primeros buques con propulsión de hidrógeno deberían ser visibles en la segunda mitad de 2022, en forma de pequeños barcos impulsados por hidrógeno. En los años siguientes, la tecnología también estará disponible para buques marítimos de tamaño medio y grande.

Si quiere saber más sobre el hidrógeno, lea también nuestro blog sobre la importancia de la detección del gas hidrógeno.

Contacto general

Driemanssteeweg 190
3084 CB Rotterdam
Países Bajos

Centro de servicios

Para todas sus preguntas de servicio

Ver centro de servicio
GMS Instruments Office